Política

Aníbal Sánchez: Los escenarios políticos que vislumbra para Venezuela en los próximos meses

**El analista político plantea los posibles desarrollos de los hechos en función de que se logre deponer a Maduro, se concrete un acuerdo o se establezca el Estado Fallido

Caracas. La consabida conflictividad política, social y económica reinante en Venezuela genera un escenario marcado por la incertidumbre, especialmente con el actual agravante de la pandemia de coronavirus.

Al respecto, Aníbal Sánchez, analista y consultor político, señaló que la realidad y las percepciones de los ciudadanos suelen ser muy cambiantes. Con eso en mente, vislumbra tres posibles escenarios para los próximos meses.

Escenario 1: Deposición

El especialista indicó que desde los inicios del conflicto político en Venezuela, se ha procurado una deposición de Nicolás Maduro empleando para ello distintas vías como la búsqueda de un quiebre institucional o cambios en las estructuras que sostienen al régimen.

En ese sentido, comentó que las posibilidades de éxito de un intento de deponer a Maduro deben ser bien evaluadas en el seno opositor, puesto que por carecer de fortaleza nuevos intentos de quiebre podrían derivar en mayor autoritarismo.

Esto producto de que cualquiera se abroga la representación popular o se impone el que tenga mayor poder de fuego entre las distintas fracciones», advirtió.

«Hay un sector que incluso se plantea esta ruta para que Guaido pueda llegar a posición de poder, sin encabezar la revuelta o mucho menos tener las estructuras sociales para propiciar el evento los factores geopolíticos lo imponen de forma hegemónica. Esta forma de cambio abrupto y sin sustento popular podría generar una atmósfera de inestabilidad que podría llevar al tablero anterior donde se imponga una fracción con más poder de fuego», agregó.

En ese mismo escenario, el experto considera que un esquema de poder compartido podría ser el más sostenible.

Escenario 2: El Acuerdo

La negociación producto de un diálogo es la posición que internacionalmente logra mayor adeptos al buscar una solución a la crisis venezolana, comentó Sánchez.

Se refirió al acuerdo alcanzado entre ambos factores políticos para la solicitud de ayuda a la OPS.

Indicó que mientras, por un lado, el régimen implementa su fuerza y medios coercitivos para mantener el control social, los aliados internacionales de Guaidó diseñan nuevas sanciones.

Jugadas en el tablero electoral

«Además, se empiezan a observar jugadas en el tablero electoral ajustadas al principio de “Divide y Vencerás”. Esto con la constante en un sector opositor de no poder jugar en múltiples tableros, lo que ha provocado el abstencionismo no como herramienta de presión o política, sino como conducta que ha hecho posible que el chavismo convierta una minoría en una mayoría», acotó.

Sin embargo, no descartó que grupos o individualidades busquen una negociación, pero alertó que no sería en beneficio del colectivo por no ser parte de una política nacional.

Escenario 3:  

Para muchos estamos bajo la presencia de un Estado Fallido donde no se tiene la posibilidad de gestionar o cubrir las necesidades básicas de los ciudadanos. Pero, al mismo tiempo, se ha instalado un aparato de coerción a partir de la dependencia», dijo Sánchez.“No es solo el Clap. Se perfeccionó el sistema patria de manera que por ésta se controla la gasolina y se asignan los bonos complementarios», añadió.

Especialista ve poco probable que ocurra un cambio el statu quo, a menos que sea producto de cambios en las estructuras que soportan al régimen.

Ruptura por liderazgos locales o regionales

Las variantes de este escenario están sujetas a que se agrave la crisis económica y los bajos ingresos del país que harían imposible mantener el aparato coercitivo y ello podría derivar en pérdida de lealtades.

«Ello pudiera, a su vez, un fraccionamiento al surgir nuevos liderazgos dentro del mismo oficialismo, con carácter regionalista, los cuales buscarían el mantenimiento de sus estructuras de poder a partir de acuerdos y regulaciones locales que les permitan la subsistencia dentro de su región», aseguró.

El saldo social de este escenario sería altísimo, pues se vería una aceleración en el deterioro de la infraestructura y servicios llevando al país a un estado de mayor ingobernabilidad e inestabilidad peligroso para todos, quedando las puertas abiertas para muchas aventuras.

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar