Opinión

Columna Caiga Quien Caiga Por Ángel Monagas: La muerte por encargo del General

 Opinión.- No es la primera vez que eso sucede. Me temo que tampoco será la última. Quizá la cita se refiere más a las circunstancias como sucedió, al grado de Oficial General ostentado por la víctima y por la naturaleza de los comentarios que ha generado.

Ángel Monagas

Yo no soy periodista de sucesos, ni experto en criminalística. Aun así, es obvio que el hecho no es el resultado del hampa común, ni siquiera de la delincuencia que opera en la zona del hecho y que prácticamente son un azote de la población y de los viajeros.

No mataron a un “inexperto en armas y seguridad”. No andaba desprotegido, tenía un escolta y armamento suficiente.

Curiosamente no se llevaron nada. Ni las armas.

Probablemente ellos no sabían de quién se trataba. Si ese fuera el caso, estaría aún más a favor de mi tesis.

Si eres “atracador”, después que tú, te das cuenta que es un militar, aun no sabiendo distinguir las jerarquías militares, ¿Te ibas a quedar esperando en un sitio de permanencia y a no llevarte nada?

Tres “malandros” fueron ajusticiados según mi punto de vista, para calmar las especulaciones sobre lo que a todas luces es un “asesinato planificado”. Para que la familia militar y en particular la camarilla militar que gobierna no tema sobre su futuro.

El castigo a los presuntos autores, se produjo tan rápido…creando más dudas, más preguntas.

Por muy estúpido que fueras, al enterarte de quien se trataba, repito ¿Ibas a esperar?…a menos que te hubieran contratado para el trabajo y estabas ubicable para el “pagador”.

Ni el FBI ni Scotland Yard actúan con tanta prontitud.

¿Quién contrató a los “malandros” para saber dónde estaban? Pregunto por la velocidad de su captura y como es usual, nadie habló con ellos, pues “enfrentaron” a las fuerzas del orden y pasaron a mejor vida.

El viejo truco de “hicieron armas, se resistieron y enfrentaron”.

LOS AUTORES

¿Quién está detrás de esta muerte?

Yo no lo sé y no voy a refrendar ninguna de las tesis que circulan.

Lo que sí puedo asegurar es que un “robo” común no fue.

Es importante resaltarlo para que otros miembros del componente militar entiendan que, por más grado, cargos que ostenten, ellos solo son un “digito”, un “numero”, una pieza de un rompecabezas de poder, donde más temprano que tarde, como en todo centro con excesivo poder y control, desatará una guerra por asumir el poder. Por la Jefatura.

Pocos méritos tenía el “charlatán del siglo XX” Hugo Chávez.

Uno específicamente era “controlar a sus locos”.

Maduro tiene la jefatura, más no el liderazgo. Comenzando que, a pesar de su entrenamiento cubano, no es soldado, no probó una escuela militar, ni el servicio, no montó guardia, ni ronda ni rondín, no hizo presentaciones, ni fue sometido a la experiencia de ser comandado por otros de menores condiciones que bajo una voz de mando te dicen “Firme y vista a la izquier…”.

No es igual ser colectivo o ser miliciano, sin haber portado un FAL, un pesado equipo militar, participar en un desfile por largas horas. Tantas que, muchos se deshidratan, se desmayan…

Maduro es una circunstancia y no el horizonte.

Para los mortales como yo queda un alivio: En este país nadie está a salvo ni seguro.

Este General fue víctima de los intereses en pugna.

Algún día se sabrá la verdad, durante esta dictadura o luego que termine ella.

Con información de

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar