Opinión

El Reto

**De la mano

  Opinión.-  Estamos frente a una gran decisión: ¿rendirnos o seguir hacia adelante?
Creo que debemos continuar, no podemos desmayar. Ahora tenemos que luchar, aún con más fuerza que en el pasado, no podemos tirar la toalla.

Quienes tenemos un deber debemos cumplirlo; y yo asumí la responsabilidad de luchar por la libertad, y no cederé jamás.

Asumí el deber de luchar por Puerto La Cruz y no bajaré la guardia; por más difícil que se vea la situación, por más complicada que se vea todo, yo no cederé en ese compromiso por el bien de mi ciudad, y por el bienestar de nuestra sociedad.

Sé que no es sencillo, y nunca lo ha sido. Sé que no es nada fácil lo que tenemos al frente, no obstante estoy convencida que aquí – en Puerto La Cruz, como en el resto de Venezuela – somos del tamaño del compromiso, y demostraremos de qué madera estamos hechos.

Por nuestra ciudad; por nuestra tierra estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para garantizarle un futuro mejor a nuestra gente. Y, como mujer y como dirigente, he asumido el rol que me toca asumir para afrontar el reto que tenemos al frente.

No podemos perder la esperanza; por el contrario debemos reavivarla, tenemos que aumentarla y fortificarla. Tenemos que entusiasmar a ese venezolano que se siente desanimado, derrotista y, sobre todo cansando, debemos despertarlo y decirle que sí hay una vía para iniciar el proceso de transformación que anhelamos todos en el país.

El reto que tenemos al frente tiene varias etapas; la primera es el de no rendirnos. Pues, si nos quedamos de brazos cruzados seguiremos tal y como estamos, el país necesita que le pongamos nuestro esfuerzo en aras de salir hacia adelante y construir un mañana mejor.

El segundo, es el reto de unirnos. Sí, aunque suene trillado, aunque parezca llover sobre mojado, debemos hacer todos los esfuerzos necesarios para lograr una cohesión real y efectiva, lograr una convergencia total y absoluta que permita avanzar y vencer todos los obstáculos que tenemos por delante.

Y, si asumimos con seriedad y fuerza toda esta labor, entonces podremos ir por el siguiente reto que es – en el caso de nuestro municipio – demostrar que se pueden hacer las cosas diferentes, que podemos trabajar con firmeza y con vocación de servicio y que podemos garantizarle bienestar y felicidad a nuestra sociedad.

Cada día creo más que sí podemos; cada día creo más en esa fuerza que está en nuestras manos como ciudadanos. Cada día confío en que juntos podemos hacer muchas cosas, que unidos podemos sobreponernos a todas las vicisitudes y hacer grandes cosas por el futuro.

El reto más grande es el de asumir todo el potencial que tenemos; allí está la fuerza de nuestras manos, de nuestra voluntad, de nuestra visión, solo faltas tú – que me lees – para que te sumes a este proceso que le dará vida y dicha a nuestro municipio.

Asumamos el reto, generemos las acciones necesarias para hacer de Puerto La Cruz sea la gran ciudad que está destinada hacer; hagamos la tarea, marchemos hacia la gran transformación de la ciudad.

¡Ven, toma mi mano, vamos juntos!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar