Política

En el Año 2.021 podremos lograr la ¡Venezuela Posible! y la ¡Venezuela Necesaria! mediante un pacto de “Acuerdo Social Nacional e Internacional”.

El economista Jesús Cabezas Castro coordinador del Frente de Entendimiento Nacional propone un pacto de “Acuerdo Social Nacional e Internacional” para el año 2.021, a raíz de los reiterados planteamientos efectuados por la Comunidad Internacional solicitando una salida pacífica, electoral y democrática del actual régimen Poder-Estado-Absolutista de Nicolás Maduro evitando así, la continuidad destructiva multidimensional suscitadas en el país durante 20 años llevada a cabo por el gobierno opresor, mediante la aplicación sistemática del socialismo bolivariano del siglo XXI; explicó Cabezas la difícil situación que han vivido con la autocracia que pretende perpetuarse en el poder imponiendo su nefasto Plan de la Patria, induciendo en la población frustración, confrontación, irrespeto y  odio, despertando procelosas circunstancias ensombrecedoras hacia el futuro, que hacen inciertas las expectativas de solución del caos reinante en el corto mediano plazo, donde los tiempos adversos aunados al COVID19 conspiran contra nuestra libertad y democracia, por esta razón, consideramos urgente asumir la propuesta de los organismos mundiales buscándole solución al conflicto en Venezuela mediante los mecanismos de entendimientos, diálogos y negociaciones para hacer realidad nuestro deseo de crear una “Venezuela Posible” considerando la alternativa  de una “Venezuela Necesaria” salvando a tiempo nuestra República de la hecatombe realizada.

 Según la Dirección Nacional del FEN, la reconstrucción de Venezuela  requiere pronta solución que se puede lograr mediante la búsqueda de un nuevo orden de relaciones humanas en beneficio de la ciudadanía depauperada y empobrecida en nuestro país, ya bien sea a escala mundial, o bien a escala nacional de los sistemas políticos-económicos-judicial-moral-electoral-militar en precariedad de funcionamiento, o bien a escala de las organizaciones sociales ONG.

 Consideran los directivos del FEN, este problema del quiebre de la institucionalidad democrática en Venezuela es vinculante con los intereses y seguridad de la geopolítica mundial, lo cual  este “Acuerdo Social Nacional e Internacional”, representa la búsqueda de  solución por el bienestar de todos , que requiere el apoyo de conformar  una mesa de diálogo asistida entre las fuerzas vivas de los factores políticos del gobierno, la oposición, fuerza armada, sectores económicos, culturales, gremiales, colegios de profesionales y técnicos, universitarios, sindicales, académicas, ONG, conferencia episcopal, sectores religiosos, sociedad civil organizada y representación de los Organismos Mundiales de la diversidad política ideológica, conminándolos a consensuar  acuerdos en beneficio de la reconstrucción de la Patria.

 El Coordinador del FEN Cabezas Castro, expresó que vivimos una época de competencia global entre las grandes potencias mundiales con diferencias ideológicas y políticas en el logro de sus intereses multidimensionales, su táctica y estrategia se fundamenta intercambiando buenas relaciones con paises 3er mundistas, pobres, subdesarrollados, en vías de desarrollo incluso los desarrollados  acordando intercambios de paz, riquezas, solidaridad y apoyo basándose en la necesidad de lograr estabilidad socioeconómica y crecimiento auto sostenible global, causando con ello antagonismos y confrontaciones entre los países progresistas y democráticos anexos, subalternos y dependientes a sus objetivos geoestratégicos de ganar espacio y riquezas en satisfacción de sus necesidades, gracias a ello Venezuela no está exenta de sus intereses y  atención debido a su conflicto doméstico existencial, lo que aprovechan de  involucrarse estas regiones globales a “colaborar” buscándole soluciones a sus problemas políticos, económicos, y sociales con el trasfondo de obtener grandes privilegios en perjuicio de nuestra soberanía. Esta intromisión tiene sus pros y contras que nos ha conllevado a una dualidad de Presidentes al reconocer la izquierda progresista al gobierno de facto del régimen de Maduro y los liberales democráticos la presidencia Interina de Juan Guaidó, aunado a ello,  la continuidad administrativa de la AN electa en el 2.015 en contraposición con la electa el 6D 2.020. Esta situación de recogimiento y desconocimiento de poderes en el país es viceversa y a su vez inversamente proporcional del poder en Venezuela hacia los poderes de las instituciones y gobiernos del resto del mundo, somos el único caso en el planeta de  país trastocado por la existencia de dualidad de poderes, conllevado esta anarquía al relajo del Estado-Nación y disolución de la República, donde la corrupción, el narcotráfico, la delincuencia organizada  y el abuso del poder campea por doquier.  

 Expresaron los directivos del FEN, el año 2.021 pondrán sobre el tapete, evaluar todas las opciones propuestas  como vías de solución al conflicto que van desde las constitucionales, pacíficas electorales por la vía del voto, el referéndum revocatorio y las otras salidas a través de la intervención, invasión, insurrección y el estallido social, aclamadas por la ciudadanía debido a su angustia y frustración de ser huérfana del oficialismo incumplidor de sus derechos humanos y decepcionada por el conflicto opositor desarticulado con los problemas del pueblo, estas últimas salidas violentas consideramos no deseable e improcedente por los costos dramáticos que acarrean, pudiendo desembocar en una guerra civil, por lo que se requiere concertar un acuerdo de “Unidad Superior” que coadyuve a resolver el problema de elegir o seleccionar el nuevo gobierno mediante un  “Consejo Consultivo” que  establezca las pautas para la Concertación Nacional Ampliada de Planificación entre la dictadura y los sublevados contra el dominio  encaminado hacia la paz,  gobernabilidad y estabilidad democrática.

 Expresó el coordinador del FEN Jesús Cabezas que el Acuerdo Social Nacional Multidisciplinario en el logro de la “Venezuela Posible” y la “Venezuela Necesaria” se requiere de:  

1.- Acuerdo Político; Los acuerdos de diálogo y negociaciones entre el despotismo revolucionario y los sectores indignados con dicho proceso, deben ser racional, amplio y participativo no polarizado a fin de evitar los errores cometidos en Oslo, Noruega, República Dominicana y otros diálogos ocultos, concretando así la transición democrática hacia unas elecciones presidenciales conjuntamente con las parlamentarias libres, confiables y verificables o en su defecto unos comicios generales, reconstruir la institucionalidad, combatir la corrupción,  evaluar costos y beneficios políticos requeridos por el oficialismo dando respuesta al cambio de gobierno,  definir ante la Corte Penal Internacional la calificación de Crímenes de Lesa Humanidad cometida por la Tiranía, repatriación de los dineros públicos mal habidos del país, atender juicios con la Banca y organismos financiero a fin de liberar nuestras riquezas retenidas, liberación de presos políticos, garantías de retornos a los exilados políticos, desjudicializar las organizaciones políticas intervenidas, plantear justicia y solución arbitral al área  y en reclamación del Esquivo

 2.-  Acuerdo Internacional:  Considerada Venezuela geo estratégicamente como un país petrolero destruido inmerso en la miseria y  geopolítico tratado como un Narcoestado, Fallido y Forajido tutelado por el Autócrata Nicola Maduro,  debemos concretar acuerdos con el resto del mundo buscando deslastrarnos de esta situación con asesoramiento político, así como también debemos tratar los temas de ayuda humanitaria asistida, apoyo socioeconómico, ampliar o reducir las sanciones, las intervenciones, el bloqueo a cambio de dar respuesta a nuestro deseo de ser un estado democrático y social de derecho y justicia con  pluralismo político y respeto a nuestros Derechos Humanos, buscar mediaciones y acuerdos que den respuesta a una salida pacífica entre  los sancionadores EEUU, OEA, ONU, Unión Europea, Grupo de Lima, Grupo de Contacto con los que han intervenido en nuestra soberanía, riquezas y tomas de decisiones con anuencia del régimen opresor tales como;   Rusia, China, Irán, Turquía, Corea del Norte y Cuba, evaluar los contratiempos de inseguridad causados en el resto del mundo  en perjuicio de su estabilidad democrática, darle crédito a la diplomacia preocupada deseosa de ayudar a la Reconstrucción Libertaria de nuestra República, revisión y audita la deuda externa y reservas internacionales.

 Acuerdo Económico: Se requiere con urgencia vencer la degradación, ralentización de la recesión económica, por ello es menester la transición de la actual economía dependiente, comunista, estatista, centralista del capitalismo agresivo de estado pasando a ser una economía social de libre mercado, ecológica autosustentable, esto permitirá reajustar la ninguna o escasa productividad y los recursos improductivos existentes en el país impulsando la oferta y la demanda social, la producción, sugerimos combatir la coyuntura Hiperinflacionaria rediseñando las políticas públicas fiscales, monetarias, financiera, balanza comercial, asistencia jurídicas conjuntamente con  el sector privado empresarial, industrial y comercial, corregir el agudo crecimiento anárquico del poder estado totalitario y la malversación de recursos  de la administración pública centralizada, autonomía del BCV,  interactuar con el fenómeno de la globalización  para impulsar la producción, inversión y privatización de los sectores básicos destartalados, intercambio científicos y tecnológico con el resto del mundo en base a nuestra ventajas comparativas de producción petrolera, incentivar las exportaciones no petroleras, acuerdos de solicitud de créditos con los organismos financieros internacionales y préstamos con la banca mundial, formalizar la dolarización real del país con los sectores monetarios de EEUU.

 Acuerdo Social: Se deben establecer un compromiso nacional e internacional de gerentes sociales y económicos venciendo el empobrecimiento y superar los problemas socioeconómicos causados en nuestra Nación, dándole soluciones a la pobreza, hambre, miseria, desempleo, producción, desabastecimiento,  malos e ineficiente  servicios públicos (agua, luz, gas, aseo, salud, educación,  gasolina, transporte, vivienda, seguridad, etc.) y calidad ambiental. Para ello se necesita generar confianza, erradicar la ineficiencia estableciendo un PIB no menor del 5%, promoviendo de esta forma las inversiones, el pleno empleo, definir un sistema de seguridad social integral, reformular la ley  del sistema educativo, conformar la Alianza Solidaria de Protección Social focalizando la población en estado de hambruna, miseria y pobreza extrema, promover los valores culturales de autoestima, fortalecer la familia como núcleo social, redefinir en el proceso de transición el rol institucional del Estado-Nación invirtiendo en políticas pública en función del ciudadano y el Sector Privado en su papel de generar riqueza y  empleos.

 Una caída de solución a las expectativas socioeconómicas, tendrá como consecuencia el que la gente tiende a aislarse y enfocarse en sobrevivir, otra reacción es irse del país, ocasionando una nueva oleada de emigración forzosa, incertidumbre a su estado de vida y conflicto en el mundo ante la homofobia contra los venezolanos.   

 FRENTE DE ENTENDIMIENTO NACIONAL. (FELIZ AÑO Y PROSPERO 2.021)

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar