Política

Esta Semana Santa oremos a Dios por salir espiritual y terrenalmente, de las 3 pestes destructoras de la Democracia que sufre Venezuela

 Caracas.-  El Economista Jesús Cabezas Castro  coordinador general del Frente de Entendimiento Nacional, expresó que invitarán al pueblo venezolano  en esta Semana Mayor de temporada santa, en la que vivimos circunstancias difíciles,  a orar en unidad superior elevando  nuestras plegaria a la Santísima Trinidad y a  todos sus Ejércitos Celestiales solicitándoles que nos ilumine terrenal y espiritualmente encaminándonos a  lograr la  derrota de la trilogía de las tres  plagas que azotan la  democracia en nuestro patria, ellas son;  la peste Roja Rojita, la Izquierda Comunista entrelazada con la delincuente internacional y el COVID19 ahora engendro de la cepa Brasileña P1,  cuyos efectos implacables y  mortíferos han arrasado con la vida y  destruido nuestro país.

L a directiva del FEN,  comenzó por abordar el azote de la Pandemia Roja Rojita causadas por la bacteria socialista, comunista y el flagelo de la Delincuencia Nacional cuyos efectos en el tiempo son cada vez más agresiva y hostil afectando a ricos y pobres por igual, esta plaga originada por el virus Chavismo-Madurismo ha causando estragos en nuestra población,  su fetidez se ha expandido y contaminado las instituciones democráticas de Latinoamérica y el Resto del Mundo, al extremo de considerarnos de ser un estado fallido y forajido.

Señalo Cabezas Castro que debemos  comenzar por hacer un diagnóstico de la patología general y sistemática ocasionada por el alienante, repugnante y despreciable virus del parasito portador y conductor del síndrome de la peste roja, cuya caparazón conformado por el Plan de la Patria cívico militar,  Socialismo Revolucionario Bolivariano del Siglo 21 Chavista Madurista, actúa inmisericordemente en el cuerpo político, económico, social, ético, moral y cultural de nuestra República, influyendo en la Psicología Política,  comportamiento antropológico del Ser Social, desequilibrios Económicos, debilidades Psicológicas culturales, reduccionismo Moral y dogmatismo jurídico en la institucionalidad del país,   generando reacciones voluntarias e involuntarias en nuestra nación, como lo son;  tiranía, hegemonía,  estatismo, militarismo, corrupción, diáspora, ingobernabilidad,  irresponsabilidad, ineficiencia, clientelismo, populismo, delincuencia, violencia, odio, miedo, rencor, intolerancia, centralismo, expropiaciones, robo, destrucción,  represión, sedición, dominación, sumisión, vasallaje, individualismo, angustia, terrorismo, muerte, asesinatos, persecución, dogma,  frustración, adulancia, egoísmo, desconfianza, coacción, transgresión, hambruna, pobreza, miseria,  apatía, servilismo, hiperinflación, narcotráfico, explotación contrabando, desapariciones, inestabilidad, incomunicación, aislamiento, inseguridad y fundamentalismo judicial, entre otras, a lo cual debemos combatir y reducirlo a polvo cósmico.

Estos síntomas, según el FEN,  originan convulsiones sistemáticas en Venezuela, producto del ataque de  guerra asimétrica no convencional con política direccionistas y arbitrarias   menoscabando nuestros deberes y derechos, trastrocando el Orden Social establecido en nuestra Carta Magna de ser una Democracia Representativa de pluralismo político, alternativo, participativo, mandatos revocables, paz, libertad, vida, dignidad, justicia, igualdad, solidaridad, defensa de nuestros derechos humanos a convertirla en una Constitución de  Régimen  Tirano a lo Cubano,  con un solo poder de gobierno, la creación del partido único mediante la judializacion de los partidos, acrecentando la ley inconstitucional del Estado Comunal para consolidar el poder indefinidamente, creando el hombre nuevo sumiso,  idiota e ignorante,  conllevándonos a un país sin futuro ni esperanzas.

Las Fuerzas Vivas de la Sociedad Civil organizada manifestaron haber padecido por 22 años los efectos de esta peste roja, en cuya trayectoria nos hemos cuidado y vacunado contra esta maligna bacteria Chavista Madurista, estamos permanentes buscando el antídoto para derrotarla  generando anticuerpos haciendo propuestas como;  la resistencia con acciones de calle, acordar una mesa de diálogo y negociaciones nacional e internacional arbitrada, concertando un gobierno de Emergencia Nacional que aborde elegir un CNE cuyos rectores no estén vinculados a partidos políticos (Art.296 CRBV) realizando el proceso de elecciones universales, directa, transparentes, verificables y secretas  a fin de elegir un nuevo presidente, una nueva asamblea nacional, gobernadores, alcaldes y concejos municipales  (Macro elección) y al mismo tiempo haga las respectivas operaciones quirúrgicas paras desinfectar la Institucionalidad Democrática reconstruyendo la Separación de los Poderes Públicos, la Participación Ciudadana y el Control Jurisdiccional de la Actuación de los Gobernantes, Seguridad Ciudadana, Seguridad de la Nación y Marco Institucional, la Protección Social y de los Derechos Humanos, la Propiedad Libertad Económica, la Descentralización, los  Derechos Políticos y Participación Ciudadana, la  Calidad de los Servicios Público con Eficiencia, la reconciliación con la Política Internacional y las buenas Relaciones con el Resto del Mundo, seguiremos insistiendo en el referéndum revocatorio contra el gobierno De Facto de Nicolás Maduro.

Señalo el Economista Jesús Cabezas coordinador del FEN, la otra peste que debemos enfrentar es la peste importada de la Izquierda Internacional, aunada a los gobiernos opresores de estados fallidos y forajidos del mundo, desbastadores de los sistema democrático, generadora  de conflictos internacionales por espacios de poder en la geopolítica de la globalización mundial que mantiene  vinculo ideológicos y criminales con la Venezuela opresora que se victimiza bajo el lema de la autodeterminación de los pueblos, refugiándose en la ambigüedad del mundo multipolar, del tercermundismo y en las banderas del movimiento de países No Alineados, llevando a cerrar filas con la peste comunista y la delincuencia organizada internacional fortaleciendo posiciones en descredito de Occidente y restablecer acuerdos  bélicos unificando mandos políticos militares, bloquear la intervención de los medios de comunicación, las redes sociales, comisiones de derechos humanos,(CIDH), mantener el status cuo de sus intereses hegemónicos  saboteando y descalificando a la OEA, ONU, Unión Europea, Estados Unidos, Grupo de Lima, Grupo de contacto,  y sus países aliados que se oponen a la Peste Chavista Madurista y a la Corte Penal Internacional    las organizaciones que conforman la defensa d intereses contra los sistemas democráticos y liberales amenazando la estabilidad de paz y libertad  mundial, esta alianza enfermiza profundiza los acuerdos de cooperación, sujeción, entrega de nuestra riqueza y soberanía  a los  flagelos de las sanguijuelas de los gobiernos de Cuba, Nicaragua, Bolivia, Argentina, México, Rusia, China, Irán y Turquía quienes actúan como sanguijuelas en concordancia con los parásitos de la delincuencia internacional  FARC, ELN, ezbola, Isis, entrelazándose con un virus cancerígeno local conformado por organismos de seguridad policial y militar, milicianos, paramilitares, colectivos, pranes y sindicatos del crimen organizado, toda una gama de grupos criminales de diferentes tamaños y estructuras dedicados al robo, asesinatos, secuestro, fraude, chantaje, sicariato o al comercio ilegal, especialmente de armas y drogas, y a la trata de personas (en especial de niños y mujeres), armados por el estado operan en Venezuela teniendo  distintos objetivos, modus operandi, lealtades políticas y relaciones con el Poder Estado del país.

Esta Peste Internacional de los Gobiernos tiránicos extranjeros y las mafias delictivas que nos han invadido introduciéndose permisivamente en nuestra patria, tiene como fin  cambiar lealtad por apropiarse indebidamente de    nuestra soberanía y sus riquezas, esta pandemia carcome, corrompe nuestras fuerzas castrenses mediante ejercicios militares dotación de armamentos de guerra intimidando a los nacionales del país y causando tensión bélica  tanto en la geopolítica como la  globalización mundial complicando así  el conflicto entre las potencias de Estados Unidos, la Unión Europea, los organismos internacionales de la OEA, ONU y los países aliados a Maduro, impidiendo resolver acuerdos y negociaciones para lograr la Venezuela posible, necesaria  y salir de la crisis .

Continuó diciendo Cabezas , por último la peste que debemos enfrentar en Venezuela es el COVID 19, ahora convertida en la variante brasileña del P1, la cual ha destapado una  competencia política y socioeconómica  reñida  contra la peste roja por ver quién  infecta y causa más daño al país, ambas conspiran contra nuestra democracia y la libertad mediante el encierro,  el distanciamiento social, el matraqueo, el abuso de poder y mantener la disciplina bajo amenaza evitando así las protestas contra los malos e ineficientes y racionados servicios públicos básicos que requiere el saneamiento corporal como el agua, la salud, dotación y el mantenimiento de la infraestructura sanitaria evitando así enfermarse, enfermarse es morirse.

Repudiamos el tremendo enredo  de corrupción política causado por competencias de poder entre la peste roja y el COVID19 debido al control del  plan de vacunación en el país, lo que se ha convertido en un negoción político mercantil, así como también las pruebas del PCR favoreciendo los privilegios de inyectar con la vacuna rusa SputniK V y la China Sinopharm primero a los burócratas, bolichicos, enchufados, colaboracionistas y cohabitantes con el régimen e impidiendo a su vez el ingreso de la vacuna mediante el plan Covax  solicitada por Guaidó, para que sea aplicada al pueblo, despreciando y atentando contra la salud del país, lo que representa una vez más un acto criminal de genocidio, tal cual como el realizado por impedir el ingreso al país de la ayuda humanitaria siempre y cuando solo sea controlada por la cleptocracia Chavista Madurista. Esta adquisición hecha por el régimen déspota Madurista de vacunas negociada únicamente con los países de la Peste Izquierdista internacional está contagiada de corrupción, sectarismo, populismo, clientelismo que atenta contra de la salud pública, se requiere vacuna sin componentes políticos ideológicos aprobadas por la OMS para el pueblo.

Expresaron los directivos del FEN, así como la Organización Mundial de la Salud emite directrices para la prevención y erradicar el COVID19, ahora la variante brasileña P1, también requerimos de la Corte Penal Internacional, OEA, ONU, Comunidad Europea y el Resto del Mundo comprometido con darle solución a la crisis en Venezuela, aplicar los mecanismos necesarios para eliminar por completo estas tres pestes macabras que están terminando por destruir la democracia en el país.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar