Opinión

La batalla final por el cese de la usurpación: Por. Paciano Padrón. Director de VenAmérica

Cuando el régimen se sintió derrotado, «acudió a la violencia al impedir, el pasado domingo 5 de enero, que los diputados pudieran ingresar al Hemiciclo de la Asamblea Nacional para instalarse oficialmente para el periodo 2020-2021

“El régimen dictatorial, en su desespero por eliminar el Parlamento venezolano, ha cometido un grave error histórico al tomar por asalto la Asamblea Nacional con la Fuerza Armada y la Policía, impedir el ingreso de la mayoría opositora y dar un fallido golpe de Estado contra el Parlamento, eligiendo una falsa y usurpadora directiva”, así lo hemos dicho desde VenAmérica, en documento público de su Directiva, en el que calificamos de nuevo triunfo de la oposición los hechos del 5 de enero, al ser comienzo de la batalla final por el cese de la usurpación.

En la historia de estos 20 años de enfrentamiento con la dictadura, el 6 de diciembre de 2015 nos anotamos la más decisiva victoria, al ganar las dos terceras partes de las curules de la Asamblea Nacional, reduciendo solo a un tercio la fuerza parlamentaria del régimen. De inmediato comenzó la guerra sin cuartel contra los diputados, que pasaría incluso por la elección de un parlamento paralelo que el mundo no reconoce y que ellos llaman asamblea nacional constituyente.

A los pocos meses de instalada la AN, el régimen les robó a los diputados el pago de sus dietas parlamentarias; también inconstitucionalmente les eliminó el presupuesto de funcionamiento e incluso les limitó el espacio físico para actuar, dejándolos sin oficinas y equipos. Como si fuera poco, ha arremetido contra los diputados, a algunos los metió presos, desapareció a otros, obligó al asilo, a esconderse y huir de la tortura y la muerte a una treintena de representantes, y compró algunas voluntades, insuficientes para alterar de manera significativa la correlación de fuerzas.

Cuando el régimen se sintió derrotado, “acudió a la violencia al impedir, el pasado domingo 5 de enero, que los diputados pudieran ingresar al Hemiciclo de la Asamblea Nacional para instalarse oficialmente para el periodo 2020-2021, y en un burdo golpe de Estado, eligieron una directiva fraudulenta, obligando a sesionar a cien diputados fuera de la sede del Parlamento, tal como está establecido cuando por razones de fuerza no pueda sesionar dentro de su Hemiciclo. El triunfo de los diputados contra la opresión, contra la Fuerza Armada y la policía madurista, es un triunfo del pueblo que podría acercar el cese de la usurpación, si hacemos ahora lo que corresponde y apretamos el paso contra el crimen organizado”.

Desde VenAmérica felicitamos al Presidente Juan Guaidó y al centenar de diputados que cumplió su deber y alzó la voz. Consideramos que este es un momento particularmente importante para relanzar la lucha y darle un nuevo tono al combate contra la dictadura. “Hay un desgaste”, reconoció Guaidó en su discurso luego de la juramentación. Ese desgaste se compensa con esperanza y más luchas, también reconociendo errores, como con humildad hizo Guaidó ante la A.N.

El régimen pretendió dividir a la oposición y esta salió robustecida. Adicionalmente, la pronta y general reacción de la comunidad internacional en contra de Maduro y a favor de la legítima Asamblea Nacional, constituye un duro golpe para los usurpadores y un aliento en nuestra lucha.

Por último, VenAmérica solicitó al Presidente Guaidó designe un Consejo Consultivo integrado de manera amplia por la sociedad civil, para su plena incorporación en esta fase de la batalla final por el cese de la usurpación.

“Este golpe de Estado parlamentario y asalto al Palacio Legislativo debe ser clarinada para la lucha y relanzamiento del combate contra la usurpación”. www.venamerica.org.

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar