Salud

OMS alerta sobre los riesgos del uso anticipado de vacunas contra el coronavirus en el mundo

El mundo tiene muchas expectativas frente a los resultados prometedores de vacunas, pero los expertos han asegurado que hay que tener cautela con su aplicación anticipada en la población sin cumplir las fases de ensayos clínicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se pronunció sobre los anuncios que se han hecho en las últimas semanas sobre la aplicación de vacunas contra el coronavirus de forma prematura sin que se hayan completado las fases de ensayos clínicos.

De acuerdo con la OMS, cualquier vacuna para el COVID-19 debe ser aprobada a partir de los resultados obtenidos en la fase 3 de ensayos para evitar “abusar de los atajos” que podrían afectar los datos sobre su verdadera eficacia y seguridad.

De esta forma, aunque las noticias sobre resultados prometedores de vacunas dejan muchas expectativas en el mundo tras ocho meses de pandemia, los expertos han asegurado que hay que tener cautela y cumplir con los protocolos de desarrollo de esta posible solución para el coronavirus.

“Los científicos alrededor del mundo están pidiendo a las agencias reguladoras y a las compañías que la aprobación de una vacuna se haga en función de datos obtenidos en la fase 3 de los ensayos clínicos”, explicó Soumya Swaminathan, jefe científica de la OMS.

Precisamente, este pronunciamiento se conoce unas semanas después de que Rusia anunciara al mundo que ya tiene lista una vacuna contra el coronavirus y que se prepara para vacunar a su población, a pesar de que acaba de entrar en la fase 3 de los ensayos.

Por su parte, China también tiene investigaciones avanzadas de dos vacunas que no han terminado la fase 3 de los ensayos clínicos, pero ha empezado a vacunar a quienes considera como trabajadores esenciales en el país.

De acuerdo con la jefe científica de la OMS, la aprobación y aplicación prematura de una vacuna implicaría unos riesgos ya que dificultaría continuar con los ensayos clínicos aleatorios y podría empezar a utilizarse una vacuna “que no ha sido estudiada adecuadamente”.

Asimismo, la OMS resaltó que uno de los riesgos que se pueden correr al aplicar y aprobar una vacuna con celeridad sin concluir los estudios es que su eficacia sea muy baja y no cumpla con su función de poner fin a la pandemia del COVID-19

Los protocolos

La OMS y las agencias reguladoras de algunos países donde se investigan vacunas experimentales han definido algunos protocolos frente al nivel de eficacia que debería tener las vacunas contra el coronavirus, el cual se ha considerado que no debe ser menor a un 50 % y preferiblemente a un mayor nivel.

“Idealmente no queremos una vacuna con menos del 30% de eficacia que reciba aprobación”, reveló la OMS, al asegurar que a pesar de la urgencia por encontrar una vacuna se debe poner freno a vacunas experimentales que no cuenten con un perfil de seguridad aceptable.

“Lo más importante es que las decisiones se tomen en función de lo que dice la ciencia y contar con un grupo de científicos que no sea influenciado por ningún interés, que analice los datos y recomiende si una vacuna debe ser aprobada”, resaltó Swaminathan.

Por su parte, el director de Emergencias de la OMS, Mike Ryan, aseguró que no se deben pasar por alto las fases de ensayo porque se pueden tener efectos adversos al pasar a vacunar a millones de personas en el mundo de forma rápida y sin hacer los análisis requeridos.

“El desafío al que nos enfrentamos ahora es que pasamos de vacunar cientos de personas (fase 2 de ensayos clínicos) a cientos de miles de personas (fase 3). Necesitamos los resultados de eficacia y seguridad de estos estudios porque si empezamos a vacunar a millones de personas muy rápido podemos pasar por alto algunos efectos adversos”, explicó Ryan.

Ver más: ¿Por qué la vacuna contra el coronavirus de Rusia ha generado gran escepticismo en el mundo?

Precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que las personas no empezarán a ser vacunadas contra el coronavirus de forma masiva antes del primer semestre de 2021 debido al actual avance que tienen las investigaciones.

Este escenario ha sido considerado ya que los tiempos de verificación y las fases de desarrollo no permitirían obtener una vacuna antes de finalizar este año cumpliendo todos los requisitos.

“Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuánto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su tiempo. Estamos apurando las cosas todo lo que se puede, pero esto no significa bajo ninguna circunstancia que vamos a tomar atajos frente a la seguridad”, indicó Ryan.

Finalmente, los expertos han explicado que al menos seis vacunas en el mundo han entrado en fase 3 de ensayos y se encuentran en investigaciones muy avanzadas en las que probarán sus candidatas a vacunas contra el coronavirus en miles de personas en el mundo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar