Nacional

Tanqueros que cargarían crudo en Venezuela retornan para evitar sanciones

**Otro de los tanqueros petroleros con bandera de Malta que está en Venezuela, el Novo, hizo un giro en U esta semana en el Mar Caribe antes de apagar su señal satelital.

  Presuntamente dos tanqueros que navegaban hacia Venezuela para cargar crudo dieron marcha atrás junto a otras tres embarcaciones ante posibles sanciones de Estados Unidos en su contra. Se conoció que el buque Seadancer con bandera de Malta, operado por la firma griega Thenamaris Ships Management regresó a Gibraltar tras esperar por una semana en el Atlántico. Esto según datos de monitorización de embarcaciones de Refinitiv Eikon, reseñó Reuters.

El Seadancer iba en ruta a una zona de trasbordo cercana a la refinería de Amuay, para cargar alrededor de 1 millón de barriles de crudo Boscán. Este cargamento iría a la refinería Kemaman de Malasia, operada por Tipco, según Eikon y cronogramas de exportación de Pdvsa.

Contrato a largo plazo con Pdvsa

De acuerdo a la información de Reuters, Tipco tiene un contrato de suministro de crudo a largo plazo con Pdvsa. Mismo que no se ha visto afectado por las sanciones.

Un segundo petrolero con bandera de Malta que está en Venezuela, el Novo, hizo un giro en U esta semana en el Mar Caribe antes de apagar su señal satelital. La embarcación tenía programado transportar 1 millón de barriles de crudo Hamaca este mes a Singapur.

Dos fuentes de Pdvsa informaron que el contrato de fletamento del Novo también fue suspendido en días recientes

El tanquero es operado por Dynacom Tankers Management Ltd, que también maneja el Chios I, sancionado por Washington la semana pasada.

El gobierno de Donald Trump advirtió a gobiernos, puertos, compañías navieras y aseguradoras que podrán ser sometidas a sanciones. Esto se dará si ayudan de alguna manera a los buques iraníes que transportan combustible hacia Venezuela. Así lo reseñó Reuters con base en declaraciones de Elliott Abrams.

Campaña de presión

El enviado especial del gobierno de EE UU para Venezuela dijo que se trata de una campaña de presión «para asegurarse de que todos reconozcan que ayudar sería una transacción muy peligrosa».

«Hemos alertado a la comunidad naviera de todo el mundo, a los propietarios de buques, capitanes de buques, aseguradoras de buques. También a los puertos en el camino entre Irán y Venezuela». Así dijo Abrams en una entrevista.

Con información de El Nacional

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar