Opinión

Todos en un saco: Por. Adriana Díaz / IG: @adrianadiaz_lbs

En las siguientes líneas quisiera dejar muy en claro mi posición personal y personalísima, alrededor de las conversaciones que se están llevando adelante en Barbados, y sobre los rumores difundidos ante una eventual elección presidencial.

Lo primero que tenemos que tener en claro, es que no podemos confiarnos en informaciones no validadas, ni confirmadas.

Segundo, es importante dejar en claro que no es justo, para los demócratas de Venezuela, para aquellos que ha sacrificado tanto, hasta la vida,  que se les lave la cara a los responsables de las torturas,  de la persecución, de la opresión, al permitirles participar en un proceso comicial.

Si Maduro y compañía, con éste o con Héctor Rodríguez como candidatos, acuden a un evento comicial le estaríamos diciéndole al mundo que aquí “no pasó nada”, que aquellos que comandan los Colectivos, aquellos que hicieron tratos con guerrilleros, aquellos que ampararon a los narco-sobrinos, tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano.

¡No! Es inamisible que le permitamos a aquellos que destruyeron a la democracia, ser parte activa en el restablecimiento democrático del país. Todos y cada uno de los responsables o corresponsables de la crisis venezolana tienen que asumir su responsabilidad y vérselas con la justicia.

Si el Psuv opta por renovarse, con refrescar su dirigencia, entonces se podría pensar su incorporación en la vida pública. Y esto, al ser respetuosos con el principio de la disidencia de pensamiento como base necesaria y vital del sistema democrático.

Todos los que están en este momento en la primera fila de la defensa de la usurpación, tenemos que meterlos en un mismo saco. De lo contrario sería como dormir con el enemigo.

Este es mi pensamiento, y les confieso que me sentí aliviada cuando oía al presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó, decir que “no habrá elecciones sin antes cese la usurpación”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar