Opinión

Valores navideños: Por María Malaver

Opinión.-  Ya está aquí diciembre y a pesar de que no se respira en Venezuela el ambiente festivo de otros tiempos, estas fechas nos deben recordar una serie de valores que a veces olvidamos como sociedad.

El 24 de diciembre – para nosotros los cristianos (sean católicos o evangélicos) – es un momento especial, nos recuerda la comunión que debemos mantener permanentemente con Dios, nos llama a la reflexión y a la unión en familia.

Desde esta columna hemos escrito mucho sobre el papel de los ciudadanos en la sociedad, del rol que debemos cumplir. Sin embargo, estoy convencida que seremos cada vez mejores ciudadanos si poseemos familias unidas, sanas y enmarcadas en una ética de la moral y las buenas costumbres.

Este 24 de diciembre debemos rescatar los valores cristianos del amor, la solidaridad, la comprensión, la amistad, el bien común y sobre todo la fraternidad, ya que a veces – mucho más de lo deseable – olvidamos que somos parte de una gran familia que se llama sociedad y actuamos divorciados los unos a los otros.

Parece que se esfuma de nuestra memoria aquella vieja y sabia premisa de nuestro señor Jesucristo que decía: «Amaos los unos a los otros»… Y justamente este llamado, junto a muchos otros, es el que debemos retomar en medio de las celebraciones de la natividad del Hijo de Dios.

Y, para el 31, cuando despedimos un año y recibimos uno nuevo, más allá de las peticiones casi rituales de esas horas, debemos reflexionar sobre nuestro papel en la construcción de un mejor futuro para todos los venezolanos.

Apreciados lectores, debemos rescatar los valores que nos hicieron un gran país en el pasado, debemos hacer los esfuerzos necesarios para que las familias venezolanas vuelvan a estar unidas, que nuestras navidades vuelvan a tener los aires de fraternidad que en otros tiempos derrochaban bondad, compañerismo y amistad.

Además, debemos recuperar la fe. Sí la fe, no hay diciembre sin la renovación permanente de nuestras creencias; no importa el credo sino las cosas buenas que están detrás de los llamados a la solidaridad y a la hermandad. Hagamos realidad aquello de «felicidad a todos los hombres de buena voluntad», pues es hora – como dice el refrán – «de hacer el bien sin mirar a quién».

Los valores son la esencia de una sociedad; uno de los grandes daños del modelo político que aún rige los destinos de Venezuela fue la instauración de un sistema de antivalores que auspició la división, el odio, la venganza y el enfrentamiento entre los venezolanos. Una realidad que debemos superar cuanto antes.

Los valores navideños son los valores de la cristiandad, y a su vez son los valores en los cuales se fundó la república venezolana. Nunca olvidemos que nosotros somos parte de la cultura occidental y que no podemos ceder nuestros principios, porque de esta forma perderíamos nuestra identidad y nuestra razón de ser como nación.

Defendamos nuestros valores, y hagámoslo con valor. ¡Feliz Diciembre para todos!

María Alejandra Malaver (@malemalaver)

Miembro de la Directiva Nacional del Colegio de Ingenieros de Venezuela

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar