Opinión

¿Vivimos bien?: Por. José Dionisio Solórzano

:

Opinión-.   Uno de esos personeros del Partido Socialista Unido de Venezuela, del cual no diré su nombre para no darle publicidad, aseveró en los medios de comunicación que “los venezolanos viven bien”.

¿Es en serio? ¿Cómo alguien puede tener semejante cara para pronunciar esas palabras? ¿Será que la vergüenza es una quimera en el seno de quienes apoyan al actual régimen venezolano? Lo cierto es que, para aquellos que forman parte del sistema, los venezolanos sí viven bien.

Pero, ¿cuáles venezolanos lo hacen? Fácil, aquellos que están enchufados con Caracas, aquellos que saben cómo “se menea el cobre” en las altas esferas del poder, aquellos que no tienen problemas para ir al mercado, aquellos que tienen planta eléctrica o aquellos que pueden viajar tranquilamente por el mundo.

Los venezolanos de a pie, es decir el 99,9%, no podemos darnos semejantes lujos. No podemos vivir bien y no lo hacemos, porque somos las víctimas de un modelo hambreador que ha vaciado nuestros estómagos, destruido la calidad de nuestras vidas y nos ha aprisionado en un círculo vicioso que llaman revolución.

Por ejemplo, para un número elevadísimo de venezolanos es imposible echarse las “tres papas” al día; para los trabajadores es una tragedia enfermarse porque los hospitales no tienen insumos y porque la medicina y los tratamientos están por las nubes.

¿De qué calidad de vida hablan en el régimen? Cuando los venezolanos se mueren por la carencia de medicamentos, de insumos y de adictivos para tratar del o cual padecimiento.

¿En qué piensan cuando dicen esas cosas? Su fanatismo es tal que doblega su raciocinio, su capacidad de discernimiento y la lógica más elemental. Su dogmático proceder les nubla la mente.

Y no sólo se trata de los enchufados. Hay que admitirlo, entre la sociedad venezolana aún hay personas que se sienten felices por el régimen, que excusan el hambre, la miseria y la desolación en la frenética palabrería de la “guerra económica” o del “bloque yanqui”.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los venezolanos (el 80% de la población, según algunos estudios de opinión) están conscientes que Nicolás Maduro es el responsable de la crisis, y que el modelo político, social y económico que éste, y sus camaradas defienden, es el origen real de todas las atrocidades que estamos padeciendo, y que hemos padecido a lo largo de estos últimos 20 años de historia nacional.

Ellos podrán decir lo que quieran a través de los canales que controlan directa o a través de la censura, ellos podrán decir lo que les venga en gana en las Redes Sociales, pero en el corazón, la mente, y sobre todo en los estómagos, de los venezolanos se sabe la verdad y se sabe a quién culpar de todos los males del país: A Maduro y a sus colaboradores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar